MFP-PT_Talk-to-Me

¿Sabías que, a pesar de que soy un recién nacido, puedo reconocer tu voz? Incluso antes de nacer oía los sonidos a mi alrededor. A los pocos minutos de nacer, ya giraba la cabeza hacia el lugar de donde venía la voz de mi mamá, que reconocía entre los demás sonidos a mi alrededor. Ahora giro la cabeza hacia las personas importantes en mi vida que me hablaban regularmente antes de que yo naciera. Me encanta oírte cuando me hablas a medida que voy creciendo. Por supuesto, eso es más difícil cuando te vayas de misión. Aunque no estés, puedes seguir hablándome si grabas varios mensajes antes de irte en una contestadora, en el teléfono celular o en una grabadora barata que pueda hacerme escuchar otra persona grande que me guste. Cuando te vayas, sería fantástico escuchar tus mensajes como parte de mi rutina diaria; por ejemplo, cuando me despierto por la mañana y a la hora de ir a dormir. Si no sabes qué decir, yo tengo muchas ideas. Puedes contarme cuentos o cantarme canciones de cuna. Puedes contarme sobre el día en que nací o las cosas que quieres que hagamos juntos cuando vuelvas a casa. Puedes relatarme tu historia favorita o lo que esperas para nuestra familia. Puedes decirme lo que recuerdas de tu infancia. Háblame y te escucharé. Sabré cuánto me quieres al oír tu voz y al sentirme conectado contigo cuando no estés.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>